top of page

Acabó el Sub-20: resultados como parte del proceso

Brasil salió campeona de este Sudamericano Sub-20 2023. De no aparecer en el cuadro de honor del pasado, a asestar un golpe sobre la mesa de CONMEBOL. Aquí está la generación de Santos y Roque, de Roque y de Santos, para volver a poner a la Canarinha a la vanguardia del fútbol juvenil mundial. Se veía venir con los movimientos de mercado previos al torneo que colocaron a su capitán en el Chelsea sin haber jugado un minuto siquiera en Colombia. Pero Brasil ha sido más que Santos, y más que Roque, pese a salir máximo goleador. Guilherme Biro, un medio que puede jugar por banda o por dentro, más interior, habilidoso, con centro y remate, ha destacado también. Yo añado a Robert, el central zurdo del Zenit que huele a equipo grande de Europa. Veremos qué imagen dejan en Indonesia.


Se metieron los uruguayos de segundos y pudieron ser primeros. Torneo excepcional el que se han marcado los celestes y donde han destacado, para mí, cuatro nombres: tres Rodríguez (el portero, el medio de Liverpool de Uruguay y el delantero del Castilla) y el capitán Díaz. Competitivos, capaces de adaptarse a cualquier condición, han sabido jugarle a cada rival demostrando estar cómodos con balón y sin él. Será un equipo difícil en el Mundial y lo tendremos en cuenta como candidato a estar en la segunda fase luchando por las semifinales.


Colombia respondió a su afición con un fútbol atractivo. Si bien mostraron fortaleza ante rivales que querían imponerse desde el balón, como Brasil, y le dieron la posesión al oponente en momentos puntuales con resultado a favor, cuando quisieron manejar el partido con la pelota mostraron un juego combinativo de alto nivel y un cambio de ritmo en tres cuartos de campo donde su lateral derecho Ocampo reinaba por su lado, mientras la izquierda era para Luna, un banda de desequilibrio. Cortés, Puerta y Castilla destacaron en el medio. En Indonesia no contarán con la altura ni la afición local llenando estadios. Habrá que ver si esa confianza en su calidad se mantiene en la cita mundialista.


Dejo para el final a Ecuador por orden de clasificación y por cariño. Con ese cariño con el que expreso mi sensación positiva sobre el rendimiento de la mini Tri. El equipo ha sido evaluado muy severamente desde su país y, si bien todos los ecuatorianos, ya sea por el sentimiento, como el público, ya sea por su trabajo, como la prensa, son soberanos para opinar sobre su selección, quizás el haber ganado el torneo anterior haya puesto el listón muy alto a los chicos. Es lógico. El triunfo pasado y la generación de jugadores top que puebla ya la selección absoluta ilusiona a la gente, y eso es bueno. Solo con un espíritu ganador, de luchar por ser el mejor, se puede alcanzar esa cota. Y, si no se alcanza, ese impulso te lanza te habrá llevado muy arriba. Y es que, con mentalidad ganadora, apenados por no volver a «campeonar», la Tri no se conforma ya con ir al Mundial como cuarta. Gran noticia. Significa que se ha pasado al siguiente nivel. Que aquí ya no vale cualquier resultado, que se aspira a liderar, a ser el número uno. En esa dinámica, estos chicos van a crecer. Los Napa, Klinger, Preciado, Delgado, Minda, Cuero y compañía tienen varios meses ahora de mejora con sus equipos y de trabajo con el cuerpo técnico de la selección para llegar al Campeonato del Mundo a competir… Por lo máximo. Pero ojo: en Polonia se hizo un tercer puesto histórico. Aprendamos de este Sudamericano Sub-20 de Colombia y exijámosles un gran torneo. Ni más ni menos. Son el futuro de la Tri. Abracemos su proceso y dejemos a un lado los resultados. Ganen o pierdan, los números serán solo parte de su maduración. Importante, sí. Pero solo parte.


Que tengas una feliz semana.


Mucha Vida. Mucho Amor. Mucho Fútbol



25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

תגובות


bottom of page