Más preguntas que respuestas (II)

Más dudas que certezas. Más cuestionamientos que aseveraciones. Después de la reflexión anterior, y aceptando las contradicciones (somos humanos), paso a dar respuesta a varias de las preguntas que a raíz de las entradas sobre planificación, periodización y programación os fueron surgiendo. Espero que culmine de la mejor manera esta serie de opiniones compartidas para añadir a tu idea de cómo poner a punto a un equipo en la pretemporada.


¿Qué papel debemos darle al trabajo fuerza en la pretemporada?


El mismo que durante todo el año. En mi opinión, un deportista que “trabaja” con su cuerpo debe desarrollar entrenamientos de fuerza a diario. La carga de sus entrenos estará en función de la distancia con el partido anterior y posterior. Apuesto por la fuerza, en cualquiera de sus manifestaciones, para amortiguar el impacto que tiene a nivel fisiológico, muscular, biomecánico o lesional la propia competición. De esta manera, el jugador podrá entrenar la fuerza, cada día, de cara a recuperar, reducir asimetrías, prevenir lesiones, potenciar déficits o implementar mayores niveles de cualidades físicas básicas, por poner un ejemplo. El entrenamiento nuclear siempre será el juego: la fuerza, una necesidad para su salud.


¿Qué frecuencia de entrenamiento es óptima en una pretemporada?


En la línea de la respuesta a la pregunta anterior, la misma que durante todo el año.: diaria, dejando un día libre si los microciclos superan los cinco días, sobre todo para el descanso emocional. El jugador juega todo el año y el descanso que suponen las vacaciones no le lleva a descender tanto su rendimiento como para implementar más sesiones por día en periodos preparatorios. Cuanto mayor es su experiencia, más capacidad residual tiene, con lo que menos importancia adquiere un cambio de rutina. Entrenar desde el primer día como se va a entrenar todo el año me parece clave.


¿Cuál es el deal de semanas de antelación con respecto a la competición para empezar la pretemporada?


A mí me gusta hacer cuatro semanas. En mi mitología es tiempo suficiente para adquirir las ideas clave del juego a través del entreno si se emplean los entrenaos en jugar. Más semanas aburren al jugador, que demanda entrenar para competir. Los partidos de preparación, a razón de dos por microciclo, sería mi número ideal.


¿En categoría U10 se entiende que la técnica es la parte más importante?


En cualquier categoría, lo más importante es el juego. Si el jugador tiene el desarrollo motor y cognitivo que le permita disfrutar del juego en su integridad con fluidez, la mejora técnica va a darse si las tareas que planteamos permiten que emerjan las habilidades técnicas, tácticas y estratégicas de manera natural, así como que se repitan lo suficiente para provocar creación de hábitos; si, por l contrario, la capacidad del niño no da para el juego íntegro, quizás podamos adaptar el juego en distancias, participantes y reglamento para que esa técnica (y esa táctica, y esa estrategia…) se vaya afianzando progresivamente. Mi planteamiento es integrar las mejoras de todos los elementos a través del juego.

Gracias a ti. Gracias a todos.

Mucha Vida. Mucho Amor. Mucho Fútbol

54 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo