Empieza la 2021-2022

Después de dos extrañas temporadas condicionadas por la pandemia, una Eurocopa postergada y la Copa América de Messi sirven de cierre para que las cosas, de nuevo, vuelvan a tener un inicio «normal». El fútbol que conocemos se reincorpora a nuestras vidas como debe ser: con las pretemporadas en julio y los fichajes al rojo vivo, incandescentes por los cuarenta de media que sufrimos en los bordes de las piscinas y las orillas de las playas, emergiendo de las webs y los tuits de nuestros dispositivos móviles. Lo de siempre, vamos, pero cambiando las páginas del Marca y el As por una pantalla táctil. Esta pretemporada me toca empezar en casa. No hay opción de formar parte de ningún cuerpo técnico al inicio del curso y solo puedo ver los toros desde la barrera, al menos en los comienzos. Así es la profesión del entrenador. En la sempiterna salida de tacos por si mañana hay que salir pitando a Madrid, a Hong Kong o las Antípodas; siempre preparado, a la última en cuestiones técnicas, y con los deberes hechos cuanto antes (disfrutar de la familia, volver a reencontrarse con amigos, pasar unos días de vacaciones, y dejar cerradas gestiones y asuntos varios) por si la cosa se complica de un día para el otro y hay que marchar para no volver… en un tiempo. A estas alturas, y con esos «deberes» hechos, se puede enfocar la dichosa incertidumbre como cada uno entienda. Para que sume, en lugar de ser una carga, y motor de la ansiedad, la organización diaria es una gran ayuda. Levantarse cada día con el sol a cumplir con los objetivos marcados, pese a estar en paro, es clave para que el tren de la desesperación no arrolle en su recorrido inevitable por los días de verano. Leer, estudiar, escribir y reciclarse son verbos conjugables para el entrenador, sobre todo, cuando está parado. Hacerlo con buen tiempo y cerca del mar está chulo, ¿verdad? No sé si por la crisis o por la suerte de estar en el paraíso que es España, siento que los equipos españoles de máximo nivel están, este año, mucho más por la labor de prepararse sin salir de nuestras fronteras que de hacer esos stages de verano en tierras más frescas (en cuanto a temperatura se refiere...). Ya me habréis escuchado decir sobre la pretemporada eso de que si tienes que prepararte para una competición que se disputa en una zona geográfica con un determinado clima, mejor entrenar en pretemporada en las mismas condiciones; si bien España es enorme y las temperaturas fluctúan, también es cierto que agosto, que es cuando se inicia la competición, el calor es asfixiante en casi todo el país, con lo que para qué salir al extranjero (excepciones aparte: amistosos puntuales, bloques de tres-cuatro días de viaje para torneos, etc.) cuando me puedo adaptar in situ al calor, la humedad y el ambiente. El sur y el este de España se han convertido en el lugar de referencia para equipos de todo el mundo en sus periodos de preparación cuando el clima de sus países hace impracticable el fútbol allí (este sí es un factor clave, pero en sentido opuesto), pero también para el inicio de pretemporada. El que las competiciones, a lo largo y ancho del planeta fútbol, puedan comenzar tanto en julio-agosto como en febrero-marzo (dependiendo de las confederaciones) da lugar a que este fenómeno se dé todo el año. Esta pretemporada, sin trabajo para mí, qué mejor plan que, dentro de esa organización de la que te hablaba, introducir días para ver entrenar a equipos top en Oliva, La Manga, Benidorm, San Pedro del Pinatar o Marbella. Instalaciones de máximo nivel en localidades maravillosas para disfrutar de días de fútbol con colegas de la élite preparando a sus equipos para dar su cien por cien. Disfrutemos de estas cosas que nos ofrece España y el verano mientras el tiempo nos lo permita. Cuando nos subamos al tren, esta vez, de la rutina (el de la desesperación arrolla, pero el de la rutina no tiene paradas), no tendremos ocasión de respirar casi hasta el próximo treinta de junio. ¿Nos vemos en las gradas de los campos de entrenamiento? Queda inaugurada la 2021-2022. Que empiece el espectáculo. Mucha Vida. Mucho Amor. Mucho Fútbol


48 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo