Una invitada especial


Málaga me despierta cada amanecer con la claridad del sol de levante que, por la ventana de mi habitación, se cuela para recordarme que tengo el privilegio de disfrutar, otra vez, de un día más en el paraíso. Como si no fuera suficiente con trabajar para este club maravilloso, con unos futbolistas de máximo nivel, en la plantilla de trabajadores encontramos personas de Champions League. Y sorpresas, claro que sí. Con los compañeros con los que convivo cada día (técnicos, médicos, fisios, personal del club) ya no sorprende el nivel profesional y la calidad humana. Pero, de vez en cuando, recibimos visitas o tenemos contacto con alguien nuevo, para nosotros, del inmenso organigrama del Málaga CF. Y una de esas personas, con la que quiero compartir un par de en artículos, es Nati.


Ya he comentado en la anterior entrada la "costumbre" que tenemos de recibir visitas, habitualmente, de colegas de profesión para conocer nuestro trabajo y empaparnos, por nuestra parte, de su conocimiento y experiencia. A veces, estas visitas son por parte de técnicos del propio club, y una de las que ha estado en las últimas semanas más cerca en nuestro día a día es Nati. Entrenadora del cadete femenino, esta ex jugadora profesional de fútbol en tiempos donde el profesionalismo del fútbol femenino solo se cuantificaba en horas de entreno y dedicación (no así en euros) se acercó a nosotros con la ilusión de una niña y la motivación de una principiante. A pesar de su experiencia, en el terreno de juego y en el banquillo, se abrió a conocer nuestro trabajo y a aprender, y a aprehender, así mismo, todo lo que le pillara a mano, desde la grada y en la ofi. En estos tiempos de correción política, buenismo y ofensibilidad a flor de piel, me hace ilusión compartir conversación con una entrenadora, de persona a persona, de entrenador a entrenadora, de ex jugador a ex jugadora, y a hablar de fútbol y de la vida, que es lo que nos gusta a los dos.


David.- Buenas tardes, Nati. Me alegro mucho de poder introducir esta forma de escribirle al lector sobre fútbol, con dos ópticas tan diferentes a la vez. Intuyo que va a ser un diálogo de mucha riqueza.


Nati.- Buenas tardes David, es un placer y un privilegio participar. Compartir opiniones y experiencias con quien nos lee tras una pantalla es para mí inquietante, ¡estoy deseando que empecemos!


Leyendo la presentación me ilusiona bastante colaborar contigo. He leído los últimos artículos y me fascina tu forma de transmitir. Antes de que comencemos el diálogo, en voz alta o en lectura bien clara y abierta, quiero daros las gracias a todo el cuerpo técnico por compartir vuestro trabajo diario conmigo, coincidiendo en fechas claves donde el Málaga CF se juega estar en los playoff. Es enorme la gratitud que tengo hacia vosotros. No solo estoy aprendiendo y viviendo experiencias deportivas. También estoy teniendo la suerte de compartir mi tiempo con grandes figuras del deporte y, lo que es aún mejor, con grandes personas.


Quiero contar una anécdota. He empezado a leer un libro de Pep Marí, Aprender de los campeones. Lo que trasnmite, justamente, coincide con los ratos en la ciudad deportiva viendo cómo entrenáis y las charlas de fútbol en la oficina. Ahí lo dejo...


David.- Empezamos fuerte, con una recomendación. ¡Otro libro para la biblioteca! Pues ya que has empezado con energía, me gustaría que fueras tú la que pusiera el inicio a esta conversación con algo que te apeteciera conocer acerca de mi experiencia, opinión o responsabilidad dentro de nuestro deporte. ¡Yo ya tengo una batería de preguntas preparada para ti!


Nati.- Perfecto David, voy a ir en una progresión de lo personal a lo profesional, dentro de nuestro sector. Empiezo con la primera:


¿Has seguido la Liga Iberdrola? Habiendo sido futbolista y ahora entrenador, ¿has pensado alguna vez: "yo creo que podría sumar haciendo esto, como entrenador, a nivel técnico-táctico…"?


David.- Durante nuestra temporada en el Real Betis estuvimos muy cerca del femenino del club porque la preparadora física y asistente estuvo con nosotros durante intervalos temporales trabajando en el primer equipo masculino. Además de ver partidos por la televisión, he podido disfrutar de entrenamientos de la selección española en diferentes categorías en la Ciudad del Fútbol. Conozco a Vilda y le he seguido en ponencias. Lo único que tengo que aportar al fútbol femenino es lo que aporto al masculino. Mi inquietud por ponerme al servicio del jugador y del equipo para que saquen su máximo potencial no difiere de lo que haría en un equipo de mujeres, chicas o niñas. Mis ideas acerca del juego son sobre el juego y para el juego, y no saben de género. Mi dificultad estaría en aproximarme al universo femenino, a su paradigma (emociones, básico y con mucho que aprender de vosotras, para lo que me vendría bien estar alguna temporada como asistente de alguien como tú, y que lo viviera en la práctica) y a los patrones motores y fisiológicos que, a diferencia de los de los hombres, provocan un impacto diferente en su biomecánica. Tú me has ayudado estos días a entender esas diferencias. Pero, aparte de eso, hablamos de fútbol, nada más.


Nati.- Esa es la clave David, no salirnos del contexto y hablar, "solo" de fútbol, independientemente de géneros. Por suerte, la sociedad va cambiando. A la vista está el impacto que vamos a vivir este próximo fin de semana con el comienzo del Mundial femenino. No me cabe ninguna duda de que marcará un antes y un después en nuestro país. Me alegra mucho  generarte más inquietud sobre algunos detalles. Que gente de tú nivel se sume ayudará al crecimiento del deporte femenino en el fútbol.


He visto que tienes los dos libros publicados de La Planificación Futbolística Española,aparte de la posterior Teoría y práctica del entrenamiento del fútbol. Mi pregunta es si tienes pensado hacer un cuarto libro e introducir un apartado más específico en algunos factores que pueden ser relevantes en el fútbol femenino, en el que todos los lectores y amantes del fútbol en formación pueden aprender sobre estas concreciones propias de la mujer, la adolescente o la niña.


David.- Escribir un libro lleva mucho tiempo. Los periodos en los que yo he dejado de trabajar durante un tiempo, ya sea por ceses o por no tener equipo, han sido donde todo lo aprendido ha tomado forma. Respeto mucho lo que desconozco y, esos aspectos de los que hablamos, los que diferencian nuestro fútbol femenino de nuestro fútbol masculino, deben de ser tratados con rigor y experiencia. Creo que el encuentro contigo puede ser un punto de partida para una próxima publicación, pero más tuya que mía. Si el fútbol, de manera global, presenta unas generalidades que yo he intentado plasmar en La Planificación Futbolística, podría tener sentido abarcar los aspectos relevantes donde el fútbol femenino exige un tratamiento diferente. Te tiro el guante. Ese libro puede estar en tu cabeza y yo ponerme a tu disposición para acompañarte en su puesta en marcha con mi experiencia en mis anteriores publicaciones. ¿Qué te parece?


Nati.- Uy. .. creo que esto requiere pensarlo bien y tratarlo la próxima semana. Hoy ha sido "cortita y al pie". Creo que mi pase hacia David ha sido en ventaja dando soluciones (risas). Las cuestiones han sido sencillas. ¡Que todos te conozcamos más es aprendizaje seguro! Un placer estar en esta hoja de papel llena de palabras y de pasión por este deporte.


Nos vemos en unos días para seguir con las dudas de ambos. Estoy deseando descubrir tus preguntas, seguir descubriendo el juego.


Que tengas una feliz semana.


Mucho Amor. Mucha Vida. Mucho Fútbol.

261 vistas
  • Twitter
  • Instagram
  • Negro del icono de YouTube
  • Facebook
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now